Como evitar las restricciones en el uso de composta para huertas certificadas

Compartir

MC. Ricardo Ojeda Ávalos, Desarrollo de Nuevos Productos.

VioHache – SuKarne

Culiacán Sin, MX. 2023. ricardo.ojeda@sukarne.com

 

La principal limitación del uso de composta en huertas con certificación de inocuidad es el riesgo de que contenga agentes patógenos o sustancias prohibidas por las regulaciones.

Se piensa que una composta elaborada con residuos vegetales está exenta de riegos de inocuidad que son atribuidos a las compostas de origen animal, sin embargo, es común que todo tipo de materias primas (de origen animal o vegetal) representen riegos de materiales contaminantes y para ambos casos, estos pueden ser eliminados mediante un proceso adecuado de compostaje.

Los principales esquemas agrícolas de inocuidad empleados en México, como GLOBA GAP y PRIMUS GFS (basados de los lineamientos de la FDA), permiten menos de 100 NMP/g de coliformes fecales, menos de 1000 NMP/g en base seca de Escherichia coli, y Salmonella debe de estar ausente.

Otros microorganismos de interés son Lysteria sp. Lysteria monocytogenes, Escherichia coli O157:H7 que también deben de estar ausentes. Se permite un huevo de helminto viables en 4 gramos de muestra.

Para compostas de origen de estiércol de animales rumiantes existe mayor riesgo de encontrar E. coli y para estiércoles de aves Salmonella es el principal riesgo. Las compostas a base de residuos vegetales son de bajo riesgo de contaminación microbiológica.

Los microrganismos fitopatógenos (hongos, bacterias, nemátodos) deben de estar ausentes. Fusarium sp. es el fitopatógeno más frecuente en las compostas elaboraras a base de estiércol de rumiantes ya que normalmente se encuentran en los rastrojos con los que se alimenta el ganado.

En compostas comerciales se han encontrado nemátodos Paratylenchus y bacterias como Pseudomonas y Xanthomonas, sin embargo, es muy poco frecuente ya que los microrganismos patógenos son eliminados fácilmente durante el proceso de pasteurización que se realiza en el composteo aerobio.

Los metales pesados que se analizan en las compostas son: As, Cd, Cr, Cr hexavalente, Cu, Hg, Ni, Pb, Zn. Para la composta que se aplica en cultivos como berries y hortalizas es de gran importancia determinar los contenidos de cromo y cromo hexavalente.

Aluminio es un metal pesado importante en suelos ácidos, se recomienda que una composta presente valores menores a 500 PPM de este metal en estado soluble (Aluminio disponible).

El análisis multiresidual de plaguicidas se solicita para las compostas que se aplican a los cultivos orgánicos, es requisito que no se encuentren trazas en estos materiales y que el laboratorio que realice los análisis de inocuidad cuente con acreditados NMX-EC-17025-IMNC-2018 (ISO/IEC 17025:2017) y que el método utilizado sea el AOAC 2007.01

En conclusión, la composta utilizada en cultivos orgánicos deberá de estar libre de plaguicidas y microorganismos fitopatógenos. Los patógenos humanos y metales pesados deberán de estar dentro de los límites permitidos por FDA.

 

Bibliografía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Explora más contenido